viernes, 31 de mayo de 2013

El Suelo No Urbanizable de especial protección (I)

Suelo No Urbanizable de especial protección en Andalucía (I)

Categorías de SNU de especial protección. Normativa.


De acuerdo con la vigente Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), un Plan General de Ordenación Urbanística puede establecer hasta cuatro categorías de Suelo No Urbanizable:
  • SNU de especial protección por legislación específica
  • SNU de especial protección por la planificación territorial o urbanística
  • SNU de carácter natural o rural
  • SNU del Hábitat Rural Diseminado.

El Suelo No Urbanizable de especial protección por legislación específica

El Suelo no urbanizable de especial protección por legislación específica debe incluir los terrenos clasificados en aplicación de alguno de los siguientes criterios:
  • tienen la condición de bienes de dominio público natural o están sujetos a limitaciones o servidumbres cuyo régimen jurídico demanda, para su integridad y efectividad, la preservación de sus características
  • están sujetos a algún régimen de protección por legislación administrativa, incluidas las limitaciones, servidumbres, declaraciones formales o medidas administrativas que, de conformidad con dicha legislación, estén dirigidas a la preservación de la naturaleza, la flora, la fauna, el patrimonio histórico o cultural o el medio ambiente en general
  • presentan riesgos ciertos de erosión, desprendimientos, corrimientos, inundaciones u otros riesgos naturales, y tales riesgos quedan acreditados en el planeamiento sectorial.

El Suelo No Urbanizable de especial protección por planificación territorial o urbanística

El Suelo No Urbanizable de especial protección por la planificación territorial o urbanística debe incluir, al menos, los terrenos clasificados en aplicación de alguno de los siguientes criterios:
  • son merecedores de algún régimen garante del mantenimiento de sus características, otorgado por el PGOU, por razón de valores e intereses de carácter territorial, natural, ambiental, paisajístico o histórico
  • su protección es necesaria para la protección del litoral
  • los Planes de Ordenación del Territorio los hace objeto de previsiones y determinaciones que establezcan criterios de ordenación de usos, de protección o mejora del paisaje y del patrimonio histórico y cultural, y de utilización racional de los recursos naturales en general.

Normativa

Cada Plan General de Ordenación Urbanística debe establecer la ordenación estructural del término municipal, para lo cual debe contener una serie de determinaciones entre las cuales se encuentra la Normativa de las categorías del Suelo No Urbanizable de especial protección. Dicha normativa debe identificar los elementos y espacios de valor histórico, natural o paisajístico más relevantes.
Arquitecto











Daniel Trujillano, arquitecto

jueves, 30 de mayo de 2013

La Licencia de urbanización en Andalucía

Licencias de urbanización en Andalucía

Actos sujetos. El Proyecto ordinario de obras de urbanización.


Entre los tipos de licencia urbanística que define el vigente Reglamento de disciplina urbanística de la Comunidad autónoma de Andalucía se encuentran las Licencias de urbanización. El reglamento define las Licencias de urbanización como aquellas cuya finalidad es comprobar que las actuaciones de transformación del suelo se ajustan a la legislación urbanística y a los instrumentos de planeamiento aplicables.

Actos sujetos a Licencia de urbanización

De acuerdo con el Reglamento de disciplina urbanística, los actos de construcción, instalación y uso del suelo que deban realizarse al margen de Proyectos de urbanización debidamente aprobados están sujetos a previa licencia urbanística municipal. Entre dichos actos cita expresamente los siguientes:
  • obras de vialidad
  • obras de infraestructura y servicios.

El Reglamento también especifica que no serán objeto de licencia de urbanización las siguientes obras:
  • las obras comprendidas en Proyectos de urbanización previamente aprobados
  • las obras complementarias a la edificación y contenidas en un Proyecto de edificación.

El Proyecto ordinario de obras de urbanización

Las obras comprendidas en Proyectos de urbanización no requieren licencia, pero eso no quiere decir que las Licencias de urbanización se refieran a obras ejecutadas sin proyecto. Las obras de urbanización que deban ejecutarse al margen de un Proyecto de Urbanización pueden definirse mediante un Proyecto ordinario de obras de urbanización. Los Proyectos ordinarios de obras de urbanización se refieren a servicios o infraestructuras concretas correspondientes a alguno de los siguientes casos:
  • suelos de dominio público parcialmente consolidados por la urbanización
  • ámbito interior de un solar, cuando la urbanización no se incorpore como obra complementaria de la edificación.

Ambos casos están sujetos a la obligación de obtener licencia.
Proyecto de urbanización














Daniel Trujillano, arquitecto

miércoles, 29 de mayo de 2013

Los Proyectos de urbanización y de obras civiles (II)

El Proyecto de urbanización o de obras civiles (II)

Documentación de las fases


La documentación que compone los Proyectos de Urbanización y de obras civiles se estructura según las fases en las que se subdivide el servicio profesional.

Anteproyecto

El Anteproyecto de un Proyecto de Urbanización o de obras civiles se compone de los siguientes documentos:
  • memoria justificativa de las soluciones de tipo general adoptadas
  • planos de plantas y esquemas de instalaciones, a escala
  • avance de presupuesto, con estimación global.

Proyecto de ejecución

La documentación que compone el Proyecto de ejecución correspondiente a un Proyecto de Urbanización o de obras civiles se estructura según los siguientes apartados:
  • memoria descriptiva
  • proyectos específicos.

La Memoria descriptiva se compone de los siguientes documentos:
  • memoria general
  • anejos
  • Pliego de condiciones
  • resumen del presupuesto general.

Además, cada Proyecto de urbanización o de obras civiles puede contener uno o más Proyectos específicos, los cuales deben contener la siguiente documentación:
  • memoria descriptiva
  • anejos, que contendrán características y cálculos
  • planos de plantas, alzados, perfiles, secciones, etc.
  • Pliego de condiciones
  • Presupuesto, que contendrá las mediciones, los cuadros de precios, presupuestos parciales y el presupuesto general.

Dirección de obras

La documentación que corresponde a la Dirección de obras la componen las órdenes de obra, que serán gráficas y escritas.

Liquidación y recepción

Corresponden a la fase de Liquidación y recepción los siguientes documentos:
  • Estado económico final de la obra
  • Acta de recepción provisional, o plazo de garantía, en su caso.
Proyectos de urbanización














Daniel Trujillano, arquitecto

martes, 28 de mayo de 2013

Los Proyectos de urbanización y de obras civiles (I)

El Proyecto de urbanización o de obras civiles (I)

Modalidades y fases


Los Proyectos de urbanización y los de obras civiles pueden encuadrarse en las siguientes modalidades:
  • de nueva planta
  • de ampliación
  • de reforma
  • de reparación.

Fases del trabajo

En los Proyectos de urbanización y en los de obras civiles, el desarrollo del trabajo profesional del arquitecto se estructura en fases, cada una de las cuales comprende las anteriores y significa un mayor grado de definición y concreción del trabajo. Las fases son las siguientes:
  • Anteproyecto: en esta fase se expone los aspectos y características generales del Proyecto, tanto funcionales como formales, constructivos y económicos, al objeto de proporcionar una primera imagen global de las obras a ejecutar y establecer un avance del presupuesto
  • Proyecto de ejecución: en esta fase se define de modo preciso las características generales del proyecto, mediante la determinación de la situación, las condiciones, las especificaciones y los detalles para cada unidad de obra, incluyendo descomposiciones de precios y presupuestos de ejecución material
  • Dirección de obras: en esta fase, el Arquitecto lleva a cabo la coordinación del equipo técnico facultativo de las obras, la interpretación técnica y económica del proyecto y la adopción de cuantas medidas resulten necesarias para llevar a término el desarrollo del mismo, estableciendo adaptaciones, detalles complementarios y tolerancias a fin de que la obra pueda alcanzar su realización total conforme al Proyecto de ejecución
  • Liquidación y recepción: en esta fase se efectúa la determinación del estado económico final de la obra, mediante la aplicación de los precios que rijan en ella al estado real de las mediciones de las partidas que la componen, y también se recibe la obra en nombre del cliente, con arreglo a los documentos y especificaciones contenidos en el Proyecto de ejecución y en los documentos incorporados al mismo durante el desarrollo de los trabajos.

El contenido reglamentario del Proyecto de ejecución es suficiente para obtener el visado colegial y las preceptivas autorizaciones administrativas que resulten necesarias para iniciar las obras.
PROYECTO DE URBANIZACION














Daniel Trujillano, arquitecto

domingo, 26 de mayo de 2013

Los Proyectos de urbanización en Andalucía

El Proyecto de urbanización en Andalucía

Definición, contenido y aprobación. Unidades de Ejecución.


La Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) contiene, entre sus disposiciones, las que regulan los Proyectos de Urbanización.

Definición de Proyecto de Urbanización

Toda obra de urbanización requiere la elaboración previa del proyecto correspondiente, así como la aprobación administrativa de dicho proyecto. Los Proyectos de Urbanización son proyectos de obras que tienen por finalidad llevar a la práctica las previsiones y determinaciones de los instrumentos de planeamiento. No pueden contener determinaciones sobre ordenación ni régimen de suelo ni de la edificación, y deben definir los contenidos técnicos de:
  • las obras de vialidad, saneamiento, instalación y funcionamiento de los servicios públicos
  • las obras de ajardinamiento, arbolado y amueblamiento de parques y jardines.

Los Proyectos de Urbanización no pueden modificar las previsiones del instrumento de planeamiento que desarrollan, pero pueden efectuar las adaptaciones exigidas por la ejecución material de las obras.

Contenido de los Proyectos de Urbanización

Los Proyectos de Urbanización deben contener la siguiente documentación:
  • memoria informativa, descriptiva y justificativa de las características de las obras
  • planos que definan las obras, sobre una base cartográfica idónea y con la precisión y escala adecuadas para su correcta interpretación
  • contenidos técnicos de las obras
  • mediciones
  • cuadro de precios
  • presupuesto
  • pliego de condiciones de las obras y servicios.

Aprobación de los Proyectos de Urbanización

Corresponde al municipio la aprobación de Proyectos de Urbanización, siguiendo el procedimiento que dispongan las ordenanzas municipales y previo informe de los órganos correspondientes de las administraciones sectoriales cuando sea preceptivo.

Proyectos de Urbanización en Unidades de Ejecución

La inclusión en el proceso urbanizador y edificatorio a desarrollar en una unidad de ejecución impone a la propiedad del suelo la carga del levantamiento de la parte proporcional de todos los costes de urbanización. Entre los conceptos que integran dichos costes se encuentra la redacción técnica del Proyecto de Urbanización. La LOUA autoriza actos de construcción, edificación e instalación en parcelas de Suelo Urbano No Consolidado, aun antes de ultimar la urbanización, siempre que se cumplan determinados requisitos, entre los cuales se encuentra la aprobación definitiva del Proyecto de Urbanización de la Unidad de Ejecución.

Las infracciones urbanísticas en los Proyectos de Urbanización

El Reglamento de disciplina urbanística de Andalucía considera los Proyectos de Urbanización como instrumentos de gestión y ejecución. Por lo tanto, el incumplimiento de deberes y obligaciones impuestos por un Proyecto de Urbanización constituye una infracción grave, a no ser que se subsane voluntariamente tras el primer requerimiento formulado al efecto por la Administración, en cuyo caso pasa a tener consideración de leve.
PROYECTO DE URBANIZACION














Daniel Trujillano, arquitecto